Traductor

domingo, 7 de marzo de 2021

La mamá elefante

Hace unos años se dio en el zoológico de Colonia, Alemania, el nacimiento de un bebé elefante, y unas semanas después se dio otro nacimiento, ya se imaginarán el gran alboroto que causó y las cientos de visitas de los "curiosos" que querían ver al bebé.

Yo cuando escuché la noticia me dio tristeza de saber que ese ser que está creado para ser libre había nacido en cautiverio, aunque el Zoológico tiene todas las "comodidades" para los que ahí habitan, no dejan de estar encerrados y alejados de su hábitat natural, recordé la última vez que fui,  fue hace 4 años por insistencia de mi hija y su papá que quería ver animalitos, ya que le encantan, y es muy amorosa con ellos, así que accedí y fuimos, la entrada bastante cara para empezar, ya que, según la administración, es para darles calidad de vida a los animales...

Durante todo el recorrido veía y sentía la apatía y desgano de estos pobres seres encerrados para beneplácito humano, dando vueltas sin cesar o tambaleándose de un lado a otro en señal de ansiedad...aquí pueden ver algo al respecto.

Y si estuvieras tú ahí dentro alejado de tu familia y entorno solo para que algunos paguen para ver qué lindo eres, ¿te gustaría?, en fin, el recorrido lo guié hacia el área de juegos donde estuvimos hasta que se hizo hora de marcharnos.  "Pasarlo bien" a costa de ellos, me hizo sentir como quien tira del dardo para dormir a los animales logrando así capturarlos para engordar zoológicos y circos...y lo peor, tomarse una foto...

Todo esto lo recordé al escuchar, tristemente por la radio, que el primer bebé elefante había muerto... su madre no le prestaba ninguna atención, tenían que cuidarlo y darle de comer las personas del Zoo, sin embargo unos días después murió, y, por desgracia, el segundo bebé elefante murió también... claro, hay otros que sí han vivido...

Más allá de buscar o conocer los motivos de estas muertes, me detengo a reconocer estos sucesos que me llevaron a tomar consciencia sobre esto y otras cosas más y así poder enviar desde mi sentir un mensaje a mi hija pequeña:

- Los animales NO son para diversión del ser humano.

Y ¿cómo puedo tomar consciencia?

- No acudiendo a ningún tipo de evento donde haya animales, llámese, acuario, zoo, circo, pasear en caballo, camello (una vez lo hice "para la foto" y me sentí fatal después) etc., si estos lugares estuvieran vacíos, ya no sería un negocio redituable y dejarían de capturarlos o pescarlos.

- Si se consume carne, hacerlo solo con productos BIO ya que los animales han vivido de una manera adecuada, con alimentación adecuada y una vida en libertad y respeto, estos productos cuestan el doble, pero los animales no son maltratados ni viven encerrados, se desarrollan en plenitud y libertad.

- No utilizar productos donde utilicen animales para su elaboración y experimentación, esto a veces es difícil de saberlo ya que no lo escriben en la etiqueta, solo cuando alguna organización pro animal lo saca a la luz.

- Si se tiene una mascota, sea cual sea, preguntarse ¿para qué la tengo?, ¿para cubrir mis necesidades de soledad?, para que mis hijos tengan algo para "entretenerse", ¿como compañía? Mi hija me ha pedido en diversas ocasiones tener una mascota, un perro, accedí cuando ella tenía 6 años, pero la divinidad lo planea todo, ambas somos alérgicas a los perros.  
Así de sencillo se resolvió, sin embargo, se tejen vínculos con ellos y fue difícil regresarlo a su dueño original, quien le encontró una familia en donde vive actualmente, no fue abandonado a su suerte, como sucede en muchos casos... Sin embargo si la tienes por amor, o porque la rescataste, la cuidas, proteges y le brindas lo necesario viendo a ese ser como lo que es, un ser que merece ser respetado, cuidado y amado, ese pequeño ser está en el lugar donde debe estar.

- Y qué decir del plástico, que tanto daña a los seres del reino animal y vegetal... aquí te dejo algo al respecto...

Estas y muchas cosas más podemos hacer para que nuestro planeta, nuestra comunidad, nuestra familia y nuestra vida sean dignas de vivirse, de disfrutarse y sobretodo de empatizar y lograr empoderarnos, de transmitir a las nuevas generaciones una nueva consciencia de respeto y amor por este, nuestro planeta y los seres que en él habitan...
  

sábado, 6 de marzo de 2021

Así de repente...

Así de repente, sin darme cuenta conscientemente estoy envuelta en un ciclo...del cual deseo salir y se que así será cuando llegue el momento.

Hace unos meses se agudizó un problema físico del cual tengo años padeciendo, años viviendo con dolor en el cuerpo, dolor que se ha hecho parte de mi, dolor que me recuerda aquellos momentos donde no lo sentía, dolor que despierta en mí otros sentidos y recuerdos ocultos; pero este dolor, como todo a lo que uno se "acostumbra", se hizo fuerte, me hace saber que si no le hago caso crecerá más y más y yo, que no dejaba que mi cuerpo gobernara sobre mi espíritu, lo ignoraba...

Si bien se que las manifestaciones físicas provienen de "síntomas" emocionales, aunque lo sabía no atinaba, ni aún ahora, a salir de ese enredo que se me ha formado entre mi "Yo Soy" y mi "deber ser".

Lógico esto me trae los desajustes que estoy viviendo ahora, el tira y afloja...pensarás, bueno eso le pasa a cualquiera, ya pasará, si, en efecto ya pasará, en algún momento, tal vez no en este plano, pero pasará...sin embargo, si no logro encontrar la puerta que me lleve a ese paraje iluminado libre de dolor, mi razón puede dominar y enredar mis sentidos, como lo está ahora queriendo hacer...pero no la dejo, le hago saber que aún con dolor, mi espíritu debilitado sigue estando y lo cuidaré y protegeré...en un segundo me veo como una mujer desvalida y al siguiente como una mujer fortalecida, al siguiente pienso en consecuencias nefastas para mi salud para después agradecer la enseñanza que esto me trae...todo esto es lo que me está pasando día a día desde hace varios meses...años...

Y dirás, ¿porqué me lo dice, si ya bastante tengo con mis "problemas" para escuchar el "drama" de otra persona?, pues precisamente por eso, sabiendo que hay otros a quien le sucede algo similar, o diferente,  de lo que a ti te pasa, te hace olvidarte de lo que tú tienes o te acongoja, no por eso se va, sin embargo haces empatía, y al hacerlo, tu espíritu se fortalece, tal vez yo no puedo solucionar tu problema ni tú el mío, pero juntos podemos crear vínculos invisibles de amor incondicional que nos abrirán al entendimiento y evitarán el mundo egoico en el que vivimos...


Así es, cada vez más vivimos para nosotros mismos, no es que esté mal, ya que primero hay que amarnos a nosotros, para así poder hacerlo a los demás, sino que al hacerlo desde el ego, nuestra capacidad de dar se ve cercada y damos solo para esperar algo a cambio, no damos solo por el acto de dar, sin distinción, sin medida dentro de nuestras posibilidades no solo económicas sino emocionales, sino esperando retribución, así nos enseñaron...


Amar cada célula de mi cuerpo; mi cuerpo es perfecto; me amo y me apruebo; estas y otras afirmaciones abrirán una ventana donde pueda vislumbrar un paraje libre de todo aquello que por el momento me "acongoja",  te acongoja.  

Junt@s desde la empatía y el deseo de dar podremos abrir ese mundo de posibilidades infinitas que están a nuestro alrededor y no vemos porque estamos viendo con los ojos equivocados...

Da de ti a aquel que veas en "necesidad", puede ser un abrir de puerta, ceder el paso a un auto, sonreír al pasear, ceder el paso en el supermercado, en fin, sabes bien que cada día nos suceden cotidianidades en las cuales lo podemos hacer, y esto, engrandece tu  Dharma, para ti, para mi, para aquel que imite nuestras acciones, logrando muchos momentos felices.





¿Qué significa iniciarse?

Esta palabra tiene múltiples connotaciones, entre ellas, el que una persona adquiera el conocimiento o los primeros conocimientos de una faceta de la vida o actividad que desconoce; pertenecer a un grupo, instruir, enseñar, recibir, introducir a alguien en algún grupo, fraternidad. etc., y así muchos conceptos más.

Hace algunos años yo me inicié en una enseñanza que me ha llenado por completo, y digo "me inicié", desde la mirada de comenzar algo y desde la de pertenecer a un grupo.

Al principio me resultó complicado comprender términos y conceptos que jamás antes había escuchado,  sin embargo poco a poco fui adentrándome y sobretodo sintiendo este nuevo proceso de Aprender y Ser.

Sin embargo, a cada paso que daba, se iban sumando una serie de manifestaciones físicas, espirituales y egoicas...

Dentro de las físicas puedo enumerar desde mareos, dolores de cabeza, resfriados interminables, agravamiento de "antiguas enfermedades" hasta hospitalizaciones diversas entre las que destaco un desmayo que duró 20 minutos, un cristal que "se salió" de su lugar en mi oído y 2 hernias lumbares... entre otras... no es un listado agradable ¿verdad?, pero de cada "enfermedad" aprendía algo sobre mí y sobre la enfermedad, sobre cómo esta me daba la oportunidad de conocerme, la oportunidad de quitar o al menos reconocer las ganancias secundarias (por que las hay), la oportunidad de desprenderme del drama para llamar la atención, pero lo más importante para mí, fue aceptarla y aprender a convivir con ella desde el amor, si cada enfermedad me dice algo, pues hay que escucharlo y desde ahí sanar, a esto se le llama biodecodificar, bioneuroemoción, decodificación biológica y muchos nombres más para el mismo fin: reConocer que detrás de cada enfermedad hay un componente emocional que la provoca o produce...

Ahora bien, las manifestaciones espirituales son un tanto más "complicadas" que las físicas, ya que para mi objetividad como no tenían explicación, pues me las "inventaba", o leía algo y las "imitaba", claro esto pensaba mi parte racional y qué alejada de la realidad estaba... 

Recuerdo la primera vez que logré "entrar" en meditación, ¡fue genial! sentir aquella paz, sentir el cuerpo ligero, la mente libre, y de a poco empezar a "ver" imágenes, personas, símbolos, a "escuchar" palabras, canciones, etc...entonces pensé, esto no me lo puedo inventar, está ahí pero no tiene una explicación racional... esto entre otras manifestaciones...


Y la última, pero creo la que más trabajo cada día, es la manifestación del ego, antes no sabía ni que existía, ni siquiera que él era el que tomaba la batuta de mi vida, cuando me percaté de ello me dio mucha risa, uno se cree que uno es su personalidad, que uno es aquello que ha aprendido, que uno es su profesión, vaya lío con esto... muchos quieren "quitárselo" como si fuera un Virus (ahora de moda...) o algo muy malo, lo que intento cada día es saber que esa parte de mi existe, que ha estado conmigo y que para algo me habrá servido, darle su reconocimiento al ego hace que se disminuya, ya que se Ve observado, esos pensamientos están, solo hay que "verlos" desde fuera, desde la mirada de mi Yo Soy.

Tiempo ha pasado desde aquel bello día en el que me inicié en "La meditación de la LLave Mariana"® y desde entonces mi vida no es la misma.  He aprendido a verme, aceptarme y reconocerme tal y como soy, a vivir con las manifestaciones que se vayan presentando y sobretodo, a ayudar desinteresadamente a aquel que lo necesite.

Te invito a ver en tu interior y descubrirás al ser maravilloso que habita en ti...

Anécdota de principios de la pandemia...

El otro día estaba usando el último rollo de papel del baño que me quedaba, (por esto del Coronavirus) se preguntarán ¿porqué el último?, ¿porqué no había comprado?, pues porqué no ha habido en los distintos supermercados que he ido, los memes y chistes de gente comprando excesivamente papel se hicieron por alguna razón no?, pues ahí está, que debido a esas personas hay escasez y las personas, como yo, que solo compramos lo que vamos necesitando, pues nos quedamos sin él.

La cuestión es que hace una semana viendo la situación compré un par de cajas de pañuelos desechables y me relajé, para que me estresaba, más no podía hacer...

Ayer salí de casa a comprar tierra para sembrar mis semillas de chiles que ya habían germinado y estaba parada en el alto, voltee a la izq. y vi a una ancianita con su andador en la banqueta caminando con su compra del super y pensé, no tiene quién le haga el super y tuvo que salir a comprar ella con lo riesgoso que es por la cuarentena y le envíe energía para su protección y ¡qué creen!, que en su andador traía ¡papel del baño!, me dio muchísima risa y como detective pensé a cual super habría ido...

De los posibles super fui al más cercano y ¡BINGO! lo encontré y compré un paquete, pero claro, las personas empezaban a tomar dos o tres paquetes...

Qué me queda de todo esto, que todo sucede en el momento justo, ni antes ni después, me tenía que quedar el último papel, tenían que germinar mis semillas, tenía que ir a comprar tierra, me tenía que tocar ese alto y tenía que voltear a la izquierda y ver la ancianita...pero...qué tal si me hubiera quedado en casa enojada porque....

Las decisiones las toma uno en el momento, no los demás, somos nosotros los que decidimos cuál camino tomar, a veces nos equivocamos, si, pero de esas equivocaciones también aprendemos...